jueves, 24 de enero de 2008

36-39 Malos tiempos

Una historia de guapos y feos, que encierra múltiples historias, cotidianas, con personajes cercanos, historias que antes escuche en boca de mi abuela, de mi padre, ahora Carlos Giménez les pone cara, gestos, palabras, y ....silencios, muchos silencios.
Carlos Giménez es un autor que maneja el ritmo como ninguno, y los diálogos son precisos, directos, sin florituras ni arabescos.
Una página que me ha impactado:
Un padre y su hijo buscan por Madrid a un hermano del padre,visitan las calles y tapias donde se fusilaba a todo aquel que no era bien visto. El padre y el hijo mantien un diálogo en el cual se suceden preguntas del niño que su padre no es capaz de contestar.
Ocho viñetas que describen el horror del sufrimiento y de la sinrazón de una guerra que tuvimos que padecer hace más bien poco.
Este es el primer albúm de cuatro que se edita estupendamente por Glénat. Son sólo quince €. Merece la pena

jueves, 17 de enero de 2008

O neno do pixama a raias

Regalo de sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Un presente bastante envenedado.
He terminado hoy de leerlo y aún perduran imágenes impactantes en mi cerebro.
Historia tierna acerca de la relación entre dos niños con una alambrada de por medio.
Visión egoista de un mundo terrorífico.
Si no se altera tu umbral de tristeza al leer este libro, consulta a tú médico, existe algún trastorno en tu cerebro.

martes, 8 de enero de 2008

Sobrevivir

A veces la vida se abre camino y busca su espacio sin que tus ojos puedan apartarse de la imagen que perciben.
Ahora, sus manos no responden de la misma manera que antes, una enfermedad neurodegenerativa le impide ser ella misma, sus grandes manos no obedecen a sus órdenes, parece que han encontrado un nuevo amo.
Puede ser un momento para emitir una excalamación desesperanzada, sin embargo, ella todavía busca superar una situación difícil.
La historia es curiosa, nació siendo zurda, su mano izquierda dominaba al resto de extremidades. Este hecho era peligroso, sus padres y profesores prefirieron que aprendiera a escribir con la otra mano, era menos extraño y diferente, pero todo en ella era diferente, su estatura, sus manera de hablar, sus ojos, curiosos y observadores, aún así insistieron, no querían ser diferentes en un sitio tan pequeño.
Tuvo que aprender a escribir con la derecha, pues todos escribimos con la derecha, ¿no?.
Era una buena hija y aprendió a escribir con la derecha de una manera excelente, tan profundamente que terminó siendo profesora, experta en lenguas y en escritura.
Sus hijos, los tuvo a miles en las aulas de nuestra nación, la recuerdan con cariño y ternura.
Ella no los recuerda.
Olvido sus caras.
Sus recuerdos son cada vez más elitistas y selectos.
Ya no sabe como escribir, leer, vestirse.
Pero todavía quiere continuar pintando, coloreando dibujos con tonos vivos y llamativos, como ella, que es muy alta.
Ahora colorea con su mano.
Con la mano izquierda está aprendiendo a colorear y llenar de vida los momentos que está con su familia.
Ella quiere disfrutar.

viernes, 4 de enero de 2008

¿Por qué?

La dependienta, vestida de modo corporativo, artificial y sonriente me informa de que mi tarjeta no es operativa, es que estos días la tengo muy estresada, mi respuesta simpática y cordial....es una mania, pretendo ser agradable con aquellos que me solucionan problemas y están currando de cara al público, y no es el trabajo que de pequeños sus mentes creativas respondían cuando les preguntaban sus progenitores: ¿hijito, qué quieres ser de mayor?.
Me distraigo, bueno, pues después de este reparto de frases agradables, me dispongo a abandonar el comercio y me encuentro con otro gentio de seres que en sus manos portan objetos reservados a ocupar el ocio de personas queridas para ellos, son las colas desesperantes para pagar el importe de sus elecciones.
Primera reflexión, estamos locos, ¿qué sentido tiene todo esto?, ¿cuántos días al año puedo yo realizar la compra que acabo de abonar?, segunda y neurótica cuestión.
No soy capaz de responder a ellas y me abalanzo hacía las escaleras en busca de aire reparador . Cien metros hasta la puerta de salida que se convierten en el mejor slalom que nunca realizara un esquidador español en las olimpiadas de invierno, voy esquivando abuelas, papas, mamas, hijos con pinta rara, todos portando bolsas y con gestos huraños y agresivos, pequeños con pinta de muñeco de Michelin de tanta ropa que llevan, segurata y .....la puerta.
Al salir mi tercera y última reflexión hacía este tema, pobre chica aún le quedan muchas horas de curro.
¡Ah!, se me olvidaba, tengo que comprar globos para colocar al lado de las botas con los regalos de S.S. M.M los Reyes Magos de Oriente.

martes, 1 de enero de 2008

Listas

Los cinco libros que más me han gustado el pasado año:
  1. El tiempo de los Emperadores Extraños de Ignacio del Valle.
  2. Me llamo Rojo de Orhan Pamuk
  3. Gálvez en Euskadi de Jorge M. Reverte
  4. La Caverna de José Saramago
  5. Ácido Sulfúrico de Amelie Northomb

Wilson

He conocido a personas con dificultades en sus habilidades sociales. Y también diamantes en bruto con personalidades llenas de vitalidad. U...