miércoles, 30 de julio de 2008

Rigidez

Cuando era un niño recuerdo dos escenas, una la grabe en la memoria al ver una película, otra, al leer un libro.
La primera tiene que ver con Metropolis, de Fritz Lang, aún ahora, al escribir esta línea me surca velozmente por las cansadas neuronas. Una mujer máquina domina al hombre que trabaja sin obtener un beneficio en forma de recompensa espiritual.
La otra imagen me surgió al leer 1984, de George Orwell.
¡Dios!, como puede el estado ser superior al hombre. Deliciosas lineas.
Y, si cambiamos, de estas dos imagenes, la industria, el estado totalitario, y nos basamos en la rigidez. Ausencia de flexibilidad, carencia de empatía, incapacidad para situarse en un plano difererente al tuyo.
Existe un experimento de psicología que nos habla acerca de esta característica: "obediencia debida", que en sus situacines más extremas nos lleva a torturas, muertes sin clemencia, genocidios, rechazo del otro por su diferencia, sólo por su diferencia.
La rigidez cognitiva nos impide acercarnos a los demás.

miércoles, 23 de julio de 2008

Y punto


Hoy he conocido a Mercedes Castro, autora de la novela Y punto. Historia tremenda que nos narra una investigación realizada por Clara Deza, inspectora de una enorme ternura y creible humanidad. Firmaba libros en Arenas.

Ella no es Clara Deza pero su energía circula por el libro, sólo fueron unos minutos pero mi impresión fue la de encontrarme ante una mujer desbordante, ingeniosa y cálida, sincera y sugerente.

Me firmó el libro, y me gustó su dedicatoria, por supuesto que leeré tu próximo libro.

martes, 22 de julio de 2008

Fui hija de supervivientes del holocausto


Me gustan los libros que no son fáciles de definir. Incasificables, con vida propia y elementos que los sitúan lejos de los demás, libros que manejan emociones, no sabes que te puedes encontrar en la próxima línea. Este es un libro de eses.

Guardo datos acerca de los libros que devoro en una biblioteca virtual, es necesario situar la obra por autor y género. Me preguntaba, ¿dónde puedo situar esta desgarradora biopsia, ¿es una novela?. En realidad es una vovela gráfica, ya que gran cantidad de narraciones se realizan mediante ilustraciones de la propia autora.

La disección familiar, y personal es casí un tratamiento, al final de la obra tienes la impresión de que la autora se encuentra cerca de su madre y su padre, si bien al inicio la distancia es enorme, tengo la impresión de viajar entre emociones y sentimientos olvidados.

domingo, 20 de julio de 2008

Festa na Laracha

¡Cuanto tiempo sin una fiesta de estas!, se notaba su ausencia, ¡qué descarga de buen rollo!, vaciles sin parar, ¿a quién le importa?, risas, muchas risas, noticias a corazón abierto, alegría para regar cuerpos sedientos, achuchones para todos, besitos, ¡cuantos besitos!
El último libro que leí, os recomiendo Sabor a chocolate, y también Y punto, muy buenas, El secreto, ¿de qué va?, ¡qué curioso!.
¿Nadie trajo la cámara de fotos?
¿Qué tal el curro?, ¡Mi madre, qué enormes los niños!, ¿qué tal todo?,¿Cuánto te falta para dar a luz?, NOOOOO, no traigas el albúm de fotos, cuando tenías pelo te parecías a Van Damme, ¡Miiiiira que delgado estaba yo!, oye una siesta viene de fábula ¿no?, ¿dónde dices que hay una granja de avestruces?, vamos, de paseo, ¡Anita!, ¿podrías ayudar un poco, no tía?, Carlos hazlo tú anda que yo estoy cansada, será cabrona la tía.
Lo tenemos que repetir, mira, mi hijo se queda dormido por los rincones, nos tenemos que ir.
Ata logo

miércoles, 16 de julio de 2008

O club da calceta


En este libro encontrarás historias de superheroínas que van sin leotardos, que salvan el mundo todos los días al levantarse y se enfrentan a malvados que las desprecian por el sólo hecho de ser mujeres. De repente, apoyadas en la sombra alargada del fantasma de una tía de ellas descubren que tienen un camino por delante que transitar en el cual su autoestíma será recompensada.

Excelente prosa de María Reimóndez que transita por el alma encerrada de la mujer actual, a caballo entre la abnegada esposa del siglo XX y la liberal mujer que se comienza a mostrarse en nuestra sociedad.

El club de la Calceta merece una lectura sin prejuicios. Descubrir lo bueno que es pertenecer a un club.

martes, 8 de julio de 2008

Julio

Me gusta el mes de julio.

Hoy cuando preparaba la cama de mis hijos, cerraba las ventanas, bajaba las persianas, abría las camas, cuando realizaba todas esas acciones, el sol todavía me acompañaba. Era tarde, cerca de las diez, y el sol entraba por las rendijas, me susurraba frases cariñosas. Me preguntaba ¿cómo se pueden acostar mis hijos?. Y me fuí, escape veloz, sin hacer ruido.

Cuando mis pies se frenaron, me senté a descansar y mis ojos buscaron objetos comunes. Sólo encontraron una calle, en la cual había pocos coches aparcados. En ella veo un puñado de niños golpean con poco talento una pequeña pelota de fútbol gastada y sucia. Su playeros están rotos, sus desnudas piernecitas, como palillos, están negras de moratones y aventuras, mientras las ceñidas camisetas los protegen de arañazos y balonazos.

Entonces desde las ventanas sus madres gritan varios nombres y se termina el juego, una petición unánime, MAMÍ, UN RATITO MÁS.
El sol ya se esconde, pero el verano acaba de empezar, aún quedan más días.
Dios, como me gusta el mes de julio

jueves, 3 de julio de 2008

Listas

Lo mejorcito de primavera, y de parte del año:
1. Y Punto. Mercedes Castro. Excelente novela acerca de las neuras y paranoias de una mujer en busca de un lugar en el mundo. Por el medio investiga una trama de corrupción y asesinatos.
2. Enterrar a los muertos. Ignacio Martinez De Pisón. Biografia novelada de una muerte desdichada en la más desdichada todavia guerra civil española. Impactante.
3. Lendas galegas de tradición oral. X.M. González Reboredo. Escolma de textos acerca de lendas galegas. Suxerente.
4. Veras el cielo abierto. Manuel Vicent. Vuelta a la infancia de un autor siempre fresco y que genera millones de recuerdos sensoriales. Un escalofrio.
5. Diario de golondrina. Amelie Nothomb. ¿Puedes imaginar el diario de un asesino?, Amelie si.

Wilson

He conocido a personas con dificultades en sus habilidades sociales. Y también diamantes en bruto con personalidades llenas de vitalidad. U...