viernes, 29 de noviembre de 2013

BEOWULF

Cuando comienzo la lectura de la historia de Beowulf realizada por David Rubín y Santiago García, no lo hago desde el desconocimiento total.
Sé algunas noticias que he ido leyendo en otras publicaciones por la red, entrevistas, comentarios de lectores, opiniones sobre la historia y la intrahistoria. Los fanáticos tenemos estes vicios de querer saber hasta aspectos cotidianos(¡que poco glomour!).

Es por ello que comienzo a ver como resuelven los autores el inicio de este antiguo mito y me adentro en una narrativa tremendamente impactante, desde el primer trazo hasta el último destilan fuerza, contundencia y mucha técnica gráfica, todas las lineas tienen sentido, las visceras, gestos, expresiones, descripciones de espacios, sonidos nos adentran en un mundo diferente, duro, áspero, nada que ver con nuestra cómoda vida actual.

Mientras leo, tengo que parar, y sentir la lectura, eso me lleva a recordar otras lecturas, otros momentos agradables, deliciosos, y entonces me desplazo a mi adolescencia, y descubro que mis sensaciones son similares a las que provocaban lecturas como la feria de los inmortales de Bilal, o "Alack Sinner" de Muñoz y Sampayo, obras que mostraron caminos a seguir.

Me quiero explicar, lo que yo siento al leer la obra de Rubín y García es similar, no las obras en sí, historias que impactan, además de entretener te obligan a reflexionar y buscar en tus conocimientos, pensamientos, sentimientos, que revuelven, además de entretener.

 Hablamos de un mito. Una historia con mensaje final.

Me gusta el formato de la novela, grande, pesado, con gusto disfruto al pasar las páginas, me quedo extasiado ante el enorme dibujo de varias viñetas que ocupan dos páginas, espacio donde Rubín nos demuestra su enorme crecimiento gráfico y su dominio del color como elemento narrativo y descriptivo, creo que se ha convertido en un maestro en este aspecto, te inunda de sensaciones sin percatarte, sólo con percibir, con intuir.....una delicia.
 
Creo que nos encontramos ante una de esas obras de las que volveremos a hablar durante mucho tiempo.



jueves, 28 de noviembre de 2013

Cometas en el cielo

Escuchando un podcast del programa Sonideros acerca de canciones para corazones rotos me dispongo a intentar recomendaros uno de los libros que más me ha impactado emocionalmente en mi vida.
Su título no me gustaba, y ahora pienso que eso fue un buen inicio, hay muchos libros que no me han gustado por su título y posteriormente los he disfrutado durante décadas, pues eso, con este libro me sucedio algo parecido. Llevaba meses en mi estanteria, almacenando polvo,, esperando que mis neuronas se encontraran preparadas para el golpe de una historia de amistad que describe la evolución de un niño y su mejor amigo.
La novela transcurre en Afganistan, y abarca desde la época de la monarquía, hasta la guerra civil actual.
En sus lineas se describe las vivencias de dos niños en ese Kabul y cómo evoluciona hasta la actualidad. Esta historia de argumento sencillo provoca una serie de viajes interiores muy interesantes acerca de valores éticos, personales, normas sociales, racismo, miedo, soledad, perdón, comprensión, etc..

Los diversos giros que el autor nos muestra en esa relación provocan en mi un ansia de lectura que no recuerdo desde hace años.

La mezcla de descripciones muy vívidas y diálogos profundos y humanos generan un ritmo de lectura ágil, directo a las emociones.

En la metalectura observo una"carga" de la culpa, como las relaciones del protagonista con los demás se ven afectadas por descubrir que no es como él quiere ser. Puede ser que también encuentre una petición de carpe diem.

De cualquier manera es una historia que abre a más lecturas, a nuevas búsquedas de placer por la lectura.

No puedo hacer otra cosa que recomendar su lectura, yo por mi parte pienso pillar el último libro de Khaled Hosseini:  Y las montañas hablaron.
Si quereis podeís conseguirlo en la biblioteca González Garcés.


domingo, 24 de noviembre de 2013

Yo, robot

Yo, robot es una obra que muchos consideran un "clasico" de la ciencia ficción mundial. Su autor Isaac Asimov es reconocido por cientos de miles de lectores en el mundo. Todos opinamos que es una obra muy entretenida y que indica o guía un camino a seguir a otros muchos autores importantes de este genero literario.
En mi adolescencia descrubrí esta obra gracias a un albúm gráfico: Su autor Luis Bermejo.


No tuve suerte y mis ojos y cerebro disfrutaron de su lectura, pero mi afán coleccionista no se vió satisfecho, no quedé con él, perdí la oportunidad de poder releer con calma la excelente adaptación que realizan de la obra de Asimov.
















Me parece que calificar al relato de Asimov de un clásico es, relativamente, escaso a mi entender.

He podido leer durante esta semana la obra que la editorial edhasa publicó en su colección diamante y nuevamente he podido disfrutar de una obra que analiza de una forma exhaustiva el comportamiento psicológico de nuestra especie cuando se ve afectada por dudas existenciales referidas a su supremacía.

El autor plantea en su narración situaciones que dentro de la ética de las leyes de la robótica pueden ser un análisis de la conducta humana: me explico, por las lineas de Isaac circulan la envidia, la rabia, el miedo, tristeza, poder, etc.. aspectos que todavía llenan hojas de novelas actuales y con grandes tiradas.

Creo que esta es una obra muy interesante de disfrutar y de leer. Su estilo, periodístico y visual, por lo tanto de lectura directa y que invita a la reflexión de una forma clara. Creo que es intención del autor que al remate de su amena lectura podamos ver una critica hacía dónde se dirige nuestra especie si continua con su avance tecnológico.


sábado, 16 de noviembre de 2013

El asesino hipocondríaco

Fue una de las novedades que más me llamó la atención. Pero en ese momento cuando salió publicado yo estaba con otras lecturas, y me quedó la espinita guardada.
Hace una semana pude conseguirlo.
Es todo un acierto, una lectura totalmente recomendable y que provoca una emoción muy deseable en los tiempos airados e indignados que vivimos desde hace varios años de desgobierno político.
El argumento es muy sencillo y muy trillado, asesino a sueldo que debe eliminar a un objetivo.
Hay algunas diferencias: Una de ellas es que le queda solo un día de vida ya que nuestro protagonista sufre de una cantidad de dolencias que le condenan a perder su vida en pocas horas.
La segunda diferencia es que su objetivo es un hombre muy escurridizo, o que tiene grandes dosis de suerte, que todo puede ser.

Siete días de lectura febril, que me han llevado a recomendar enormemente esta obra de Juan Jacinto Muñoz Renglel.



No dudes en visitar a las complicadas enfermedades que puede sufrir un hombre sin fortuna...

Compota de Manati

 Me encantan los fanzines. Desde mi época adolescente, cuando en cualquier espacio te encontrbas uno editado por un grupo de amigos, con ideas diferentes, entrevistas distintas, opiniones alternativas.
 Ahora hay blogs(mejores que este, por supuesto), webzines, páginas web personales, foros, muchas herramientas por el mundo global que han provocado una selección de esta interesante forma de mostrar un trabajo personal.
 El colectivo Miñoco son un excelente grupo de ilustradores que buscan su espacio profesional. Para ello una de las maneras que han encontrado es la edición de un fanzine denominado Compota de Manatí.
 Con una presencia de excelente calidad al pasar las páginas y leer su contenido te puedes adentrar en mundos muy variados y en historias donde se desgranan las emociones más variadas, seguro que tus sonrisas aparecerán  bastante antes que una lágrima; te verás sorprendido por intigrantes finales y consideraras que estos autores merecen ya una obra en una editorial potente, ¿o no? que sigan con los fanzines, a mi me encantan...
Y sólo cuesta 4 €,  eso sí es alimento ecológico y nutritivo, ya sabeis, a probar la Compota


Además, en su blog te regalan el número 0 del fanzine, por tu cara bonita!

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cenital

Mis ojos todavía disfrutan de la lectura subyugante de esta obra. Novela de fácil lectura y excelente argumento que nos muestra una realidad posible ante un más que seguro desastre económico. La desaparición del petróleo y la consiguiente caída de la economía mundial.



Cenital es una obra que provoca angustía ante la certeza de la crisis económica y la ceguera de los gobernantes.
Cenital es una aldea autosuficiente en la cual sus integrantes mantienen una vida dura para sobrevivir.
Si quieres que el autor te explique la obra, mira aquí.
He leído la obra y termino apagando muchas más luces. La bici empieza a ser mi primera opción.

After Dark

 El sábado me han facilitado un libro que he devorado en cuatro días.





Sí, el título de la entrada ya nos dice cuál es esta pequeña joya de la disección humana.
Haruki Murakami es un autor desconocido para mí hasta la fecha. Había oído hablar de su obra, también leí interesantes comentarios sobre su estilo, su análisis y observación de los seres humanos.


Incluso en la revista que leer le dedican un espacio a su última obra.


Me ha encantado esta obra de Murakami. Es un viaje que me recordó otra interesante película que ya visione hace alguna década, Nigth on Earth de Jim Jarmusch.

En la corta novela de Murakami varios personajes deambulan por una noche, podría ser cualquier noche, mostrando sus miedos e interioridades de forma abrupta y descarnada.
Miedo, es la emoción que más siento en esos personajes, también tristeza, pero creo que tamizada por miedo a la soledad, a sentirse ausente de felicidad.
Me ha encantado el ritmo suelto de las descripciones, los fluídos diálogos.
After Dark es una invitación a la vida.
Eso me parece a mí, ¿y a tí?

El arte de la guerra

En una tarde de frio y lluvia no se me ocurre mejor idea que dejar llevar mi imaginación tras unos dibujos o unas letras negras sobre blanco. Tengo varias lecturas iniciadas que hoy seguro remato...
Primero: una buena novela gráfica, se llama El arte de la guerra.
Autores,  Kelly Roman y Michael DeWeese. Es la primer vez que veo una obra publicada por ellos.
Lo cierto es que la portada ya produce una gran impacto. El llamativa mano que aprieta y suelta sangre por entre los dedos nos indica hacia donde va la historia interior.
¿Qué nos encontramos? A partir del clasico de Sun Tzu,( ya saben: "El ARTE DE LA GUERRA fue escrito por SUN TZU, en China, hace 2000 años y es el primer intento conocido de formular una base racional para el planeamiento y conducción de operaciones militares") los autores plantean una revisión futurista en clave de distopía donde el mundo gobernado por los chinos no se parece mucho al actual.
Nuevamente movido por las emociones básicas, ira, tristeza, odio, amor, el protagonista decide buscar su propia venganza para cambiar un pasado-futuro desalentador.


El arte gráfico es muy directo, primeros planos contundentes, golpes y sangre (la edición es blanco y negro con abundancia de rojo en algunas escenas) llenan muchas páginas donde la conclusión....bueno mejor leerlo y opinar como yo. Merece un vistazo cuando menos.