lunes, 26 de septiembre de 2016

El amor te hará inmortal

La muerte de un ser querido provoca irremediablemente diferentes emociones en las personas. Existen numerosos autores que han mostrado un camino para encontrar nuestro duelo particular, algunos de ellos magistrales, si bien, hasta este momento no me había conmovido tanto una lectura con esta temática.


Ramon Gener nos conduce en un atrayente trayecto tras el recuerdo de su padre fallecido. En este recorrido atravesamos sentimientos generados por un proceso vital truncado por una demencia tipo Alzheimer. 

Sentimientos y emociones que son compartidas por historias que cómo en un viaje por el tiempo descubre en Mª Callas, Verdi, Farinelli, Brahms, etc. Personas que, son mostradas por las Moiras ante los ojos emocionados de Gener, que verá identificadas sus emociones y las de cientos de personas cuidadoras.

Apreciamos el miedo a expresar nuestras emociones; las despedidas nunca realizadas que se transforman en sueños; alivio y culpabilidad; abrumador sentimiento de tristeza; culpa por sufrir una devastadora dolencia; el vacío que causa la pérdida de la personalidad, la presencia eterna del ser amado, para finalizar con el regalo de un recuerdo eterno.

Son 284 páginas de un paisaje emocional conmovedor que me produce una fuerte empatía con el autor. El empleo de sencillas descripciones, funciona como bisturí de sensaciones y percepciones, el narrador omnisciente se desliza con una gran cantidad de adjetivos, y el acompañamiento de las bellas canciones, párrafos cortos que dibujan un horizonte cercano, y al llegar una nueva historia que compartir.

Creo sinceramente, que estamos ante  una obra que puede proporcionar un enorme apoyo a los miles de cuidadores familiares que acompañan durante duras jornadas a personas que padecen algún tipo de demencia.

Agradezco a Plaza & Janés que me permitiera leer esta obra previa a su, espero, exitosa salida a la venta en el mes de octubre de 2016.


Wilson

He conocido a personas con dificultades en sus habilidades sociales. Y también diamantes en bruto con personalidades llenas de vitalidad. U...